Los 8 mejores acondicionadores para un cabello bello

Puede que toda tu vida hayas tenido un acondicionador en la duña sin tener mucha idea qué hacía por ti o sin que en efecto haya hecho algo muy notable por tu pelo. También puede que hayas pasado olímpicamente de él por desconocerlo.

La verdad es que es un producto capilar más útil de lo que creemos, el secreto está en pillar el mejor acondicionador. Y es que mientras lavas el pelo, el champú y la dureza del agua pueden dejar el pelo más seco, ahí es cuando pide a gritos la hidratación del acondicionador.

Los mejores acondicionadores para pelo

¿Cuál es el mejor acondicionador para pelo?

Si aún te debates entre un acondicionador o mascarilla, no lo hagas, te puedes beneficiar de ambos. La mascarilla es para momentos críticos y casos específicos. El acondicionador es nuestro compañero diario y el hermano directo del champú.

Mientras el champú arrasa con toda suciedad y aceites, el acondicionador nos ayuda a reponer la humedad, pero para sacarle provecho real, debes escoger en función a tu tipo de cabello y a su situación actual (si está decolorado, teñido, quebrado o debilitado, por ejemplo).

Además de hacerlo tan específico como lo necesites, una buena idea es prescindir de sulfatos y siliconas.

A continuación, les presentamos los mejores acondicionadores para pelo:

1. El mejor para uso posterior a tratamiento de queratina: Acondicionador sin siliconas NYK1

NYK1 Acondicionador Sin Sulfatos - Acondicionador...

Ver en AMAZON

Después de un tratamiento tan agresivo como puede ser el alisado con queratina o el decolorado, el cabello queda debilitado y muchas veces es más sensible a la sequedad. Por eso, necesitamos un acondicionador gentil, carente de sulfatos y siliconas, como este que inaugura nuestra comparativa.

No elimina por completo los aceites naturales del cuero cabelludo, sino que, por el contrario, gracias al aceite de coco agrega brillo y suavidad.


2. El mejor para pelo dañado por calor: Acondicionador Wella Fusion Repair

Wella Fusion Repair Acondicionador, 1 unidad (200...

Ver en AMAZON

El uso constante de herramientas calientes, como las tenazas, la plancha o el secador castiga mucho al cabello y daña su apariencia. Lo peor es que es un círculo de nunca acabar porque precisamente las utilizamos para mejorar la apariencia del pelo.

Por suerte, la fórmula de este acondicionador mejora la textura, la apariencia y le da un 95% más de resistencia frente a los daños. ¡Además, huele rico!


3. El más natural: Acondicionador sin sulfatos Herbal Essences Bio Renew

Acondicionador Herbal Essences Bio: Renew sin...

Ver en AMAZON

Ha sido creado en colaboración con el Royal Botanic Gardens de KEW, así que la selección de ingredientes naturales de calidad está cubierta, como el aloe vera y hemp.

Su mayor poder viene de la naturaleza, ya que el 94% de sus ingredientes son naturales. Esto significa que es libre de sulfatos, a la vez que tiene un pH equilibrado. Así, no sólo es seguro sino que ofrece resultados rápidamente.


4. El mejor para controlar encrespamiento: Acondicionador TRESemmé Botanique

TRESemmé Acondicionador Botanique Hidratación -...

Ver en AMAZON

Tanto el cabello ondulado como el rizado tienen un enemigo común: el encrespamiento. Esto hace que el cabello luzca desordenado, desaliñado y que se enrede mucho, lo que puede ocasionar que se vuelva quebradizo.

Este acondicionador sin siliconas ni sin colorantes, enriquecido con agua de cactus y aceite de coco, no sólo le devuelve la hidratación y suavidad, sino que le da forma a nuestras ondas y rizos.


5. El mejor para pelo teñido: Acondicionador sin aclarado de Schwarzkopf Gliss Express Fiber Therapy

Gliss - Acondicionador Express Fiber Therapy - Sin...

Ver en AMAZON

La practicidad que supone un acondicionador sin aclarado es enorme porque nos quita un trabajo y preocupación menos, pero este es particular porque además es potente para responder ante el cuidado que necesita el pelo teñido y maltratado.

No sólo cuida el color sino que reconstruye la fibra capilar, de esta manera el cabello se fortifica, así el cabello se puede proteger ante nuevos daños.


6. El mejor para pelo delicado: Acondicionador Garnier Original Remedies

Garnier Original Remedies Acondicionador Suave...

Ver en AMAZON

La delicadeza de la leche de avena y la suavidad de la crema de arroz se unen en este acondicionador para tratar tu cabello con la delicadeza que necesita.

Hidrata a profundidad y termina de limpiar, pero siendo gentil incluso con el cuero cabelludo más sensible porque tiene propiedades calmantes, a la vez que nutre verdaderamente la hebra capilar.


7. El mejor para pelo quebradizo: Acondicionador de L’Oréal Paris Elvive Full Resist

L'Oréal Paris Elvive Full Resist Acondicionador...

Ver en AMAZON

Una de las razones por las que el cabello no termina de crecer del todo es porque la hebra capilar se rompe constantemente en el proceso. De ahí, la importancia de fortificar y darle el cuidado que necesita.

La  arginina, biotina y vitamina B5 son tres ingredientes que ayudan a que el cabello recupere su fuerza y que permiten un desenredado más agradable. ¡Se puede sentir al tacto!


8. El mejor para hidratar profundamente: Acondicionador de Syoss Hidratación+

Syoss Acondicionador Hidratación+, 500 ml, Pack...

Ver en AMAZON

Cuando el cabello pierde su suavidad y su brillo es un llamado de emergencia para reestablecer los niveles de hidratación en el pelo, y esto es precisamente lo que hace este acondicionador lavado tras lavado.

Puede trabajarse en un pelo normal para prevenir y cuidar, pero un cabello seco sin dudas verá en pocos usos cómo su cabello se recupera y se nutre intensamente.


Aclaremos el asunto: ¿Qué es un acondicionador?

acondicionador-y-champú-para-el-pelo

 A algunos seguro que les parece obvio, pero la verdad es que si queremos comprar un acondicionador de buena calidad, es vital saber qué es y qué esperar de él, así nos hacemos expectativas en función a lo que realmente puede ofrecer.

Se trata de una fórmula acondicionadora, valga la redundancia, o humectante. Es por eso que suele estar compuesto de siliconas, aceites y emolientes, así como por tensioactivos catiónicos, que no son más que jabones que permiten eliminar elementos aceitosos.

Eso podría sonar contradictorio, pero la verdad es que la combinación de ambos lo que permite es acabar el trabajo del champú a la vez que repone toda la humedad que necesita tu cabello, lo que es vital para que luzca sano, con brillo y menos quebradizo.

¿En qué puede beneficiar un acondicionador?

En el mercado hay una variedad de productos para el cabello, muchos de ellos bastante beneficiosos, como lo puede ser una mascarilla, por ejemplo, pero es importante que en tu selección no falte un buen acondicionador capilar. Está recomendado por muchas razones, pero es bueno saber que suele ser asequible.

Pero lo que realmente importa es que su trabajo principal es humectar. Pero aún puede hacer más. Por ejemplo, el acondicionador es capaz de refortificar la cutícula de la hebra capilar con una capa protectora. Esto ayuda a que el cabello esté mucho menos quebradizo y pueda crecer con fuerza.

A su vez, es verdad que peinar el cabello de forma incorrecta puede lesionarlo o romperlo y, además de la técnica para cepillar, es importante que el cabello esté suave, así estará más dispuesto. Precisamente el acondicionador lo suaviza y lo prepara para que sea más fácil de desenredar, peinar y modelar.

Lo guay del acondicionador es que es fácil de aplicar y no tienes que esperar demasiado a que haga efecto, como en el caso de una mascarilla que puede demorar de 10 a 30 minutos para que haga efecto.

Además de esto, el acondicionador está pensado para aumentar el brillo natural del cabello, reducir el frizz, lo que es ideal para el cabello fino, poroso y rizado. Al tiempo que hace que el cabello sea agradable al tacto porque se sentirá sedoso.

Aprende a leer las etiquetas: ¿En qué enfocarse?

A veces vemos el producto capilar que sea, no sólo el acondicionador, sino la mascarilla o el champú, en línea o en el súper y simplemente nos quedamos con lo que dice adelante: “brillo y cuidado”, “fortificante” o “anti frizz” y ya eso nos es suficientemente válido como para hacernos con él. Ah y claro, a veces tomamos en cuenta la marca también.

Pero, ¿qué lo hace de calidad? ¿Merece la pena ese precio? ¿Los ingredientes son de calidad? ¿Será un efecto placebo nada más? Ahí es donde está el chiste, en preguntarnos más allá de lo que vemos por encima y de averiguarlo, por supuesto.

Para averiguar si es la mejor opción, tenemos que buscar las letras pequeñas en la parte posterior, donde suele estar la tabla de ingredientes y mirar que no primen demasiado los químicos, alejarnos de químicos pesados, es deseable que primen los ingredientes naturales y mejor aún si es especializado en un tipo de pelo específico y no es genérico.

El eterno dilema entre el precio y la calidad

OGX, Acondicionador Keratina Brasileña, Cabellos...

Sigue siendo un dilema y los usuarios se siguen debatiendo ante esto, pero la verdad es que un acondicionador barato, de supermercado, no se puede comparar con un champú de mayor rango.

Si bien es tentador pillarlo porque su precio suele ser entre 1 y 2 EUR, es importante plantearnos ¿por qué es tan barato? Pues, posiblemente se ha sacrificado mucho.

Un acondicionador de gama alta puede ir por encima de los 20 o 30 EUR porque no ha sacrificado ingredientes, manufacturación y ha pasado por distintas pruebas de calidad en las que se invierte. Así también ha pagado publicidad para posicionarse.

Esto no quiere decir que uno menos costoso no pueda hacer la tarea. Sí, podemos manejarnos por precios de 5 a 15 EUR. Porque economizar no es sinónimo siempre de mala calidad, sólo hay que ser conscientes de que los beneficios pueden ser menos o tardar más.

En cualquier caso, el truco es pillar una fórmula que esté hecha para tu tipo de pelo. Sobre todo si estamos hablando de un pelo muy enredado, también hay fórmulas para pelo teñido. No confíes 100% en esos que nos dicen “para todo tipo de pelo”. No pierdas de vista esto para pillar un acondicionador con una óptima relación calidad precio.

¿Debo evitar los sulfatos?

Mucho se habla de ellos, pero qué son y cómo afectan la salud del cabello. Pues, los sulfatos son las sales o ésteres del ácido sulfúrico, que están presentes en cientos de fórmulas de champús y acondicionadores capilares que pueden ser demasiado agresivos para el cuero cabelludo y la hebra capilar.

Si bien son capaces de limpiar a profundidad y generar una espuma rica y cremosa, también es verdad que el abuso de esta sustancia química termina por irritar el cuero cabelludo y deshidratar y debilitar el pelo porque elimina los aceites que producimos naturalmente y que tan importante son para mantener la humedad del pelo.

No se trata de satanizar nada, pero sí ser conscientes del efecto negativo que pueden tener. Quizá en la fórmula de tu champú habitual pueden estar, siempre y cuando se encuentren las últimas posiciones de la tabla de ingredientes, lo que significa que está en muy bajas cantidades.

Sin embargo, en el acondicionador no es para nada recomendable y lo que nos puede ayudar a estar vigilantes de esto es siempre revisar los ingredientes del acondicionador. Ten en cuenta que no sólo están presentes en opciones baratas sino que en marcas caras también pueden estar presentes.

Calidad siempre

No hay excusas, la calidad debe ir siempre por encima de cantidad, de precio, de cualquier cosa. Si queremos un cabello sano, no podemos aceptar menos. Para eso es bueno conocer el tipo de cabello que tienes y sus necesidades específicas, así sabrás cuáles ingredientes serán mejor para ti.

Unas de las consideraciones en términos de calidad es que sea un acondicionador sin sulfatos para que no termine de quitar, del todo, los aceites naturales que emana el propio cuero cabelludo. Estos aceites son necesarios sobre todo para pelo encrespado  y para el pelo rizado.

Pero hay que también hay que considerar la calidad no sólo del acondicionador sino del champú y del método de limpieza implantado. En el pelo deshidratado, quebradizo, teñido o muy poroso, uno de los errores más comunes es limpiar demasiado la zona con exceso de champú. Idealmente, usa poco champú hidratante antes del acondicionador.

Razones para apostar a ingredientes naturales

Sí, ya dijimos que primar los ingredientes naturales es siempre buena idea para asegurarnos de que el acondicionador es de buena calidad, pero ¿por qué? Pues, los ingredientes naturales suelen ser mucho más seguros porque suelen tener menos efectos secundarios.

Además de esta seguridad, hay otro beneficio que nos pueden dar y es que suelen ser más económicos estos ingredientes, lo que puede abaratar los costes de la fórmula sin comprometer la calidad del producto.

Escoge el acondicionador ideal para tu tipo de cabello

L'Oréal Paris Elvive Dream Long Acondicionador-...

Para no sentir que estás tirando dinero por la borda, el primer paso es conocer nuestro pelo y el acondicionador que debemos comprar.

Cabello con tinte

El pelo cuando ha sufrido un tratamiento químico, como un alisado, la permanente, decolorado o teñido, probablemente ha sido castigado por el daño que estos mismos tratamientos pueden ocasionar.

En este sentido, merece la pena ir a por un acondicionador específico, que ataque precisamente estos daños, para eso es de ayuda revisar la opinión de usuarios con la misma situación en foros o preguntar al especialista que ha tratado nuestro pelo.

Cabello con textura

Aquí la intención es atacar el cuidado de la hebra capilar, de manera que sea posible suavizarla para que sea manejable, para que no se enrede y con facilidad y se vuelva más manejable. Aquí es importante también la prevención, para que el cabello esté fuerte frente a los agentes climáticos y más..

Cabello rizado

Aquí la preocupación es el encrespamiento y la sequedad, por lo que es importante atacar todo el cabello. Generalmente, suele ser un cabello seco, así que no suele haber inconvenientes con aplicar el acondicionador de raíces a puntas, de hecho, el cuero cabelludo se verá beneficiado de los emolientes y humectantes del acondicionador.

Así que además de hidratar el pelo, el acondicionador capilar tiene que ser un buen desenredante para el pelo, así como debe ser una poderosa fórmula anti frizz que permita que nuestros rizos se vean sueltos, con forma y tan elásticos como sea posible.

Así aplicamos correctamente el acondicionador

Es incorrecto pensar que la forma de aplicar el acondicionador no importa y dejar toda la responsabilidad sobre la fórmula en sí. Y es que cómo lo aplicamos sobre el pelo es importante. No sólo basta con dejarlo sobre el pelo, hay que aplicar el producto con movimientos largos y fluidos.

Antes de aplicar el producto, es necesario también asegurarnos de exprimir el exceso de agua que hay en los mechones de pelo para asegurarnos de que el producto no se desperdicie sino que, por el contrario, quede todo en el pelo y la hebra capilar pueda absorberlo. Sólo así, recibiremos los beneficios de la fórmula.

El acondicionador debe extenderse por todo el cabello. Lo normal e ideal es que sea de medios a puntas, sobre todo si el pelo es graso, si el pelo es seco, podemos optar por hacerlo desde la raíz. Nos podemos ayudar con un peine o podemos valernos de nuestros dedos y mucha paciencia pero hay que cubrir todas las puntas.

Otra consideración importante es el tiempo durante el cual dejaremos el acondicionador sobre el pelo. Por lo general, dos minutos deberían ser suficientes para que el acondicionador haga efecto sobre el pelo. Precisamente esto es lo que diferencia, entre otras cosas, a una mascarilla de un acondicionador.

En dos minutos la fórmula tiene que ser lo suficientemente eficiente como para adherirse al cabello, aportar humedad y crear una película protectora sobre la hebra capilar. Esto es en el caso de un acondicionador común, uno de tratamiento profundo suele requerir unos 5 minutos para surtir efecto.

Una vez terminado este tiempo, es importante que, si el acondicionador requiere aclarado, como la mayoría, se utilice abundante agua. Preferiblemente agua fría pero nunca demasiado caliente, queremos mantener la humedad que el acondicionador le ha proveído a la hebra capilar.

¿Quién es apto para usar acondicionador?

El acondicionador es un paso importante posterior al lavado con el champú, termina de hacer el trabajo de limpieza al tiempo que restablece los niveles de humedad que pierde el cabello con el champú. En este sentido, cualquier persona que se lave el pelo con champú puede y debe usar un buen acondicionador.

Pero sí que es verdad que hay ciertos tipos de cabello que especialmente necesitan un buen acondicionador en sus vidas. Hablamos del cabello seco, del cabello expuesto frecuentemente a herramientas calientes, o que han sido tratados con tintes o químicos.

Esto no quiere decir que las personas que no se han teñido o decolorado el pelo no deban usar el acondicionador. De hecho, el cabello está expuesto a múltiples lesiones a diario, una de ellas por el uso de ligas, diademas y coletas que pueden marcar o quebrar la hebra capilar.


Preguntas frecuentes

🧴 ¿Para qué es el acondicionador?

Es un producto de cuidado del cabello que se utiliza después del champú, con el que se logra mejorar la textura y apariencia del mismo. Su principal beneficio es que devuelve la humedad al cabello, al tiempo que la mantiene y disminuye la fricción entre las hebras capilares.

🧴 ¿El acondicionador es bueno para el cabello?

Es bueno en muchos sentidos, pero es sobre todo bueno para el cabello seco y quebradizo ya que al suavizar y desenredar el cabello, ayuda a fortificarlo.

🧴 ¿Puedo usar acondicionador todos los días?

El acondicionador se puede usar todos los días porque rehidrata el cabello y repone los nutrientes.

🧴 ¿El acondicionador puede causar caída de cabello?

No es más que un bulo, la verdad es que el efecto positivo del acondicionador logra precisamente lo contrario. La hidratación y protección evita que se quiebre y se caiga.

🧴 ¿Qué pasa si no enjuagas el acondicionador?

Los aceites y emolientes del acondicionador terminarán siendo residuos que se acumularán y obstruirán los poros del cuero cabelludo, por lo que se acumularán suciedades y el cabello quedará pesado y más dispuesto a la caída.