Las 8 mejores esponjas de baño

Además de ser excelentes aliadas para distribuir bien el gel o jabón de baño sobre nuestra piel, pueden exfoliar o masajear placenteramente tu cuerpo. Así que si has llegado a pensar que las esponjas de baño no son para ti, es porque probablemente ni te has acercado a la que es la mejor esponja de baño para ti.

Cada esponja es diferente y siempre puedes pillar una de acuerdo a tu tipo de piel o necesidades. Por eso, hemos seleccionado las esponjas más diversas, que pueden adaptarse a una variedad de situaciones y de usuarios. ¡Seguro que consigues la tuya!

Las Mejores Esponjas De Baño


¿Cuál es la mejor esponja de baño?

Se trata de un artículo sólo para ti, que no debes compartir con nadie. Aprovecha entonces para hacerlo tan personalizado como sea posible. Por ejemplo, puedes pillar una suave si lo que quieres es solamente expandir tu gel de forma gentil.

Si te gusta exfoliarte, una de malla o de fibras naturales puede exfoliar gentilmente tu epidermis y descongestionar los poros. Si te gustan ambas cosas, siempre puedes optar por una de ambas caras, lo mejor de cada lado.

Busca una opción que pueda colgarse para que se pueda escurrir todo el agua acumulada hacia afuera y no crezcan bacterias.

A continuación te presentamos las mejores esponjas de baño:

1. La más versátil: Esponja de baño natural de Givereldi

Esponja de mar natural en forma de panal sin...

Ver en AMAZON

Inauguramos esta comparativa con una esponja de mar a la que se le puede sacar el máximo partido. Es suave, ideal para niños y mascotas.

Además, su diseño de panal y su material 100% natural no sólo es respetuoso con el medioambiente y tu piel sino que permite darle una segunda vida antes de tirarla y se puede usar artísticamente.


2. La mejor de función 3 en 1: Esponja de baño con mango de LFJ

Cepillo de Baño, 3 en 1 Depurador de Cuerpo...

Ver en AMAZON

No sólo es una suave y agradable esponja sino que incluye otros cabezales intercambiables, uno de cepillo de cerdas de nylon, para exfoliar la piel, y uno de piedra pómez para tratar durezas en los pies.

Lo mejor es su mango largo de plástico, con el que puedes llegar a la espalda. Se pliega por la mitad para guardar cómodamente.


3. La más suave con la piel: Esponja de baño exfoliante de Chinco

3 Piezas de Esponja de Baño Exfoliante Esponja...

Ver en AMAZON

Lo guay de este pack de tres esponjas es que todas son delicadas con la piel, es decir, produce una caricia a la piel y hace que la espuma se sienta más aterciopelada y suave sobre la piel. Con uno de los lados de cada esponja se puede exfoliar gentilmente la epidermis. Todas incluyen cordón para colgar de forma práctica.


4. La más sustentable y ecológica: Esponja de baño orgánica de lufa de Ledoo

8 PCS Natural Loofahs Loofah Sponges Loofah Spa...

Ver en AMAZON

Cambiar periódicamente tus esponjas puede generar un impacto medioambiental importante. Por eso, ir a por una de fibra natural puede resultar lo más sustentable.

A este tipo se le conoce como esponja de lufa o esponja loofah. Este paquete incluye 8 que, al no ser tratadas con químicos, son seguras para tu piel. Cada esponja vegetal exfolia y limpia profundamente.


5. La mejor para hombres y mujeres: Esponja de baño de malla

4pcs esponjas de baño suaves,esponja bano,Esponja...

Ver en AMAZON

Algunos hombres piensan que una esponja de baño no es para ellos, pero la verdad es que su piel se puede ver tan beneficiada como la de mujeres. En este pack encontramos cuatro esponjas de PE, un material que es gentil con todas las pieles, además nos permite ahorrar ya que solo necesitas una gotita de gel para hacer espuma.


6. La mejor para todo el cuerpo: Esponja de baño de silicona  de Johiux

Johiux Baño de Silicona Cepillo Corporal...

Ver en AMAZON

Al tratarse de una banda de silicona de 13×13.5x6cm, tenemos dos ventajas claras: la primera, que se puede abarcar todo el cuerpo, hasta zonas más difíciles como la espalda.

La segunda es que es amigable con el medioambiente porque retrasa los tiempos de reemplazo. Dura más, sin acumular piel muerta, bacterias o malos olores, mientras tu piel está segura.


7. La mejor para pieles sensibles: Esponja de baño hipoalergénica de Calypso Energy Peeling

Calypso Energy Peeling Esponja Hipoalergénica -...

Ver en AMAZON

Si se trata de esponjas exfoliantes, echa un vistazo aquí. Sus materiales son de origen natural. La parte de exfoliación tiene cáscaras de frutos secos, que permiten hacer una especie de peeling.

Luego pasamos a la zona suave que se logra con una mezcla de algodón y lino, que te ofrecen esa caricia que necesitas después de una exfoliación profunda.


8. La mejor para toda la familia: Esponja de baño de MartiniSPA Massage

MartiniSPA Massage - Esponjas cuadradas, suaves,...

Ver en AMAZON

Cuatro esponjas de distintos colores para que sean fáciles de identificar en la ducha. Todas son suaves y agradables para todas las pieles, por lo que puede usarla un niño, lo mismo que un hombre o una mujer, incluso piel avejentada.

Son rectangulares todas y de un tamaño discreto, con lo cual son cómodas de sostener incluso por manitas pequeñas.


Aquí es donde debes empezar si quieres hacerte con la mejor esponja de baño

esponja-de-baño

Mucha gente desconoce la variedad de opciones que hay cuando se trata de una esponja de baño. Las hay naturales, que pueden ser, a su vez, marinas o luffas. Así también las hay sintéticas, en donde encontramos las esponjas de malla.

En cualquier caso, la estructura y textura de cada una de ellas se puede aprovechar para un propósito y así sacarle el mejor partido. Sin embargo, cualquiera que escojas necesita cumplir con ciertos criterios generales para que pueda considerarse una inversión provechosa.

Así, antes de que te debatas entre las naturales o sintéticas, mejor considera lo que estás dispuesto a invertir, qué tanto planeas usarla, cómo la vas a lavar y mantener en óptimas condiciones y estas otras características que te asegurarán una esponja de diez para tus sesiones de baño relajante.

Material

Cuando vas a comprar una esponja de baño por primera vez parece que todas son iguales, pero hay que saber que pueden estar hechas de varios materiales. Si no tenemos en cuenta esto, será más difícil hacer una selección inteligente porque el material suele estar ligado a la buena calidad, al precio y a la sensación sobre la piel.

Respecto a la sensación sobre la piel, siempre debemos buscar que sea agradable, es por eso que hay que escoger un material de acuerdo con nuestro tipo de piel, si es sensible, si es atópica, con eczema, en fin. Y en este aspecto hay que tomar en cuenta los tintes o aditivos que se utilizan en ella para prevenir el moho o el desgaste.

Durabilidad

Cada vez que estrenamos una esponja nueva nuestra piel puede resentirse porque pueden ser un poco abrasivas esa primera vez. Por eso no se recomienda ir a por esponjas de baño que son prácticamente desechables, ya que nuestra piel se vería afectada frecuentemente. Así que es mejor sospecha, si es muy barata.

La esponja de baño recomendada no tiene que ser necesariamente de gama alta, ni tiene que durar para siempre, eso sería poco higiénico. Un punto medio en el que no se deshaga el primer día, con el primer uso con tu gel de ducha o pastilla de jabón, pero que dure un par de semanas, para sustituirla después, es suficiente.

Facilidad de lavado

2 Pieza guantes exfoliantes, hecho de fibra de...

Una de las características más importantes de esta esponja es que es autolavable o debe serlo. En tu cuarto de baño, después de ducharte, con agua tibia deberíamos poder lavar nosotros mismos nuestra esponja y que al restregarla se haga espuma que se lleve consigo suciedad y bacterias.

Si deseas una esponja que puedas lavar a máquina, junto a la colada, mejor asegúrate que así lo indique en su etiqueta o empaque. Algunos materiales pueden desmoronarse en un pis pas.

Rapidez de secado

Este es un aspecto que también está muy ligado al material de la esponja misma. Un material sintético y poroso, permitirá que el agua corra fácilmente y salga del cuerpo de la esponja, incluso con la humedad propia del cuarto de baño.

Tamaño y forma

En el mercado hay cientos de formas y modelos, unas más curiosas que otras. Y, sí, pueden ser muy divertidas, pero es necesario que siempre cumplan con ciertas condiciones, como el hecho de que sean de fácil agarre. Una esponja demasiado grande para nuestras manos puede resultar incómoda, así como si es muy gruesa.

¡Piensa en la que la tendrás en tus manos por un buen tiempo!

Diseño y color

No porque sea funcional va a dejar de ser divertida o de personalizarse. Ya sea una esponja con mango, una esponja natural o la típica flor de baño, querrás tener en cuenta ciertos aspectos estéticos a la hora de decantarte por una o por otra en tu búsqueda.

Por ejemplo, si se trata de una familia cada quien debe tener la suya y es muy chula si cada una dice algo del usuario. Es decir, puede ser alusivo a su animal favorito o a sus colores favoritos. Incluso puede ir en una misma línea temática para todos y diferenciarse en ciertos detalles, así todo será armónico.

Pero si de armonía se trata, puedes, por el contrario, tomar en cuenta aspectos decorativos del propio baño. Es decir, buscar una esponja con colores que se asemejen, armonicen o contrasten con los azulejos del baño y que esté muy bien integrada a la decoración.

Relación calidad-precio

Si bien la relación calidad precio debe ser tomada en cuenta a la hora de elegir muchos productos, la verdad es que en este, es vital porque se trata de un producto que debes reemplazar con mucha frecuencia, así que de nada nos sirve una esponja que dure para toda la vida y gastarnos una fortuna en ella.

El punto medio en el que no tengamos miedo de mirar la menos costosa es suficiente. Sin embargo, al tener un uso tan corto, quizá te gustaría pensar en una ecológica o natural, que no cause tanto impacto en el medioambiente.

Preguntas frecuentes

🛀 ¿Con cuánta frecuencia debes cambiar tu esponja de baño?

Cada tres semanas, si es de origen natural o vegetal. Mientras que una esponja de material sintético puede reemplazarse cada seis semanas. Sin embargo, deberás cambiarla de inmediato si empieza a oler mal o a decolorarse.

🛀 ¿Deberías usar una esponja de baño?

Tienen muchos beneficios, como el hecho de que pueden proporcionar una excelente exfoliación, especialmente en invierno, cuando la piel está escamosa, o en verano, antes de salir a broncearse o autobroncearse domésticamente. También está comprobado que puede ayudar a mejorar la circulación y estimular los poros para expulsar impurezas.

🛀 ¿Cómo se llama la esponja que usas en la ducha?

Las puedes conseguir como esponjas de ducha, esponjas de baño o esponjas vegetales. Todas nos ayudan a limpiar y exfoliar la piel mientras que nos duchamos. Sin embargo, las esponjas vegetales son sólo de materiales naturales, mientras que los dos primeros nombres se usan para referirse tanto a esas como a las de materiales sintéticos.

🛀 ¿Las esponjas de ducha son higiénicas?

En sí mismas, lo son. Pero es verdad que éstas requieren de mucho cuidado por parte del usuario. Si no tienen un correcto cuidado y mantenimiento, pueden cultivar y albergar pseudomonas, klebsiella, enterococcus, staphylococcus y más.

🛀 ¿Las esponjas de baño llevan bacterias?

La verdad es que la combinación de humedad y calor constante puede ser un escenario ideal para bacterias, lo que puede agravarse si le sumamos que las células muertas que salen de nuestra piel, al exfoliar, pueden quedar atrapadas en la esponja.

Para eliminar las bacterias y que no se traspasen es importante que el uso de la esponja sea totalmente exclusivo de un solo usuario y que éste sea responsable de su limpieza adecuada después de cada uso.

También es importante respetar los tiempos que se recomiendan para cambiar la esponja. No se debe usar más de un par de semanas.