Los 8 Mejores Aceites Para El Pelo: Hidrata Y Nutre Profundamente

¿Embarrar de aceite el pelo? Sí, suena poco atractivo pero los beneficios son realmente abrumadores. Es fácil tenerle miedo a los aceites cuando no sabemos que son precisamente los aceites naturales los que hidratan y humectan el pelo para dar efecto pelazo y agregar brillo. Así, el mejor aceite para el pelo hará la diferencia en un pelo maltratado o seco. Incluso algunos pueden incluso estabilizar la producción de sebo natural, como ves, no están prohibidos quienes tienen el pelo con exceso de grasa.

Los mejores aceites para el pelo


¿Cuál es el mejor aceite para el pelo?

Todos perseguimos el ideal de la mejor relación calidad precio, pero para que así sea, los términos de calidad deben estar bien claros. Si deseas usar un aceite para el pelo vegetal, busca idealmente que esté bien empaquetado, en un envase ámbar que lo proteja de los rayos UV, y que sea puro y sin refinar, sólo así será seguro para entrar en contacto con el cuero cabelludo. Pero, si no te quieres complicar demasiado, siempre puedes optar por un aceite preparado por un fabricante de confianza y que sus ingredientes se correspondan con los beneficios que deseas.

A continuación, les presentamos los mejores aceites para el pelo:

1. El mejor aceite para el cabello rizado: L’Oreal Paris

L'Oreal Paris - Elvive Aceite Extraordinario de...

Ver en AMAZON

En este aceite para el pelo, creado por L’Oreal, la estrella es el aceite de coco, de ahí que sea ideal para el cabello muy rizado y que tenga un olor tan tropical y reconfortante. Le agrega movimiento y peso al pelo para que los rizos estén más definidos y el frizz se mantenga a raya.

Ingredientes:

Aceite de coco


2. El mejor para protección térmica: Aceite para el pelo Kérastase

Kérastase Aceite para el cabello - 1 unidad

Ver en AMAZON

Se merece estar en nuestra comparativa porque es de esos aceites capilares que cumplen más de una función en nuestro pelo. En este caso, hablamos de una fórmula aceitosa pero ligera que es fácil de aplicar y que no sólo hidrata y repara el pelo, sino que previene los daños y protege de la exposición al sol y el calor de planchas, tenazas y secadores, soportando incluso hasta 230º.

3. El mejor para el crecimiento del pelo: Aceite para el pelo orgánico BIONOBLE

BIONOBLE ACEITE DE RICINO PURO 100% Orgánico y...

Ver en AMAZON

Si los aceites compuestos o creados en laboratorio no son lo tuyo, siempre puedes optar por un buen aceite puro y orgánico, como este aceite de argán que es ideal para el crecimiento y fortificación del pelo, no sólo el de la cabeza sino el de las pestañas o cejas, por eso viene equipado ya con un cepillo para las pestañas, así como gotero, bomba y pipeta de vidrio para mezclarlo y hacer preparaciones caseras.

Ingredientes:

Ricinus Communis Seed Oil (Aceite de Ricino orgánico) – 100% puro y prensado en frío


4. El mejor para reparar el pelo: Aceite para el pelo natural Naissance 228

Naissance Aceite Vegetal de Argán de Marruecos n....

Ver en AMAZON

En la naturaleza suelen estar muchas de las respuestas, por eso este aceite natural de argán resulta ideal para reparar el pelo, sea cual sea el daño al que haya estado expuesto. Provee hidratación pura y natural al pelo, incluso el de la barba, y hasta la piel o las cutículas. Un par de gotas en las puntas después de lavar el pelo y adiós puntas abiertas.

Ingredientes:

Aceite vegetal refinado de argán 100% puro


5. El mejor para todo tipo de pelo: Aceite para el pelo Garnier Fructis

Garnier Fructis - Nutri Repair, Aceite Capilar...

Ver en AMAZON

No importa si tienes el cabello seco, momentáneamente deshidratado o si tu cabello es liso, rizado o indomable, este aceite de Garnier es una buena estrategia para moldearlo, para hidratarlo y recuperar, gracias a su fórmula de 3-glyceride y sus tres aceites potentes: oliva, aguacate y karité. Es cómodo de usar e ideal para hombres y mujeres.


6. El mejor para cabello maltratado: Aceite para el pelo Aussie 3 Miracle

Aussie 3 Miracle, Aceite Reconstructor para...

Ver en AMAZON

Cuando se trata de una combinación potente de aceites vegetales, esta fórmula de Aussie es ideal, sobre todo para el cabello maltratado por el calor o la falta de cuidados, ya que incluye aceite de nuez de macadamia australiana, de semilla de jojoba australiana y de aguacate. Desde el primer uso verás cómo se va reparando el cabello, pero tras varias semanas es cuando más resultados se ven.


7. El mejor para pelo fino y dañado: Aceite para el pelo Moroccanoil

Moroccanoil Treatment For All Hair Types...

Ver en AMAZON

El pelo fino es uno de los más delicados cuando se trata del uso de aceites, así como el agregar unas gotas a tu champú o acondicionador habitual para pelo graso, ambos están totalmente a salvo cuando se trata de esta mezcla de aceites porque está pensada para no engrasar el pelo y repararlo a profundidad. Puedes mezclarlo con tu mascarilla usual o aplicar unas gotas en el pelo limpio y húmedo, antes de secarlo para protegerlo del calor y evitar puntas abiertas.


8. El mejor para dar brillo: Aceite para el pelo Orofluido

Orofluido Original Elixir de Belleza Serum para...

Ver en AMAZON

El brillo que deja en el pelo es inigualable, ¿y cómo no? Si es que el poder del aceite de semilla de lino, de argán y de cípero se unen para dejar un pelo radiante. Pero el brillo no lo es todo, también hidrata y nutre el pelo a profundidad, lo que se puede notar al tacto porque el pelo queda suave y manejable.


Los mejores aceites que promueven la buena salud de tu pelo

aceite-para-el-pelo

No importa el pelo que tengas, no le tengas miedo a los aceites o te estarás perdiendo todos los beneficios que pueden aportar al pelo. Los aceites que repasamos en esta selección son aceites naturales que son ideales para el cuidado del cabello y el tratamiento de ciertas afecciones. Pueden usarse solos o bien puede vigilar que sean parte de aceites compuestos, hechos en laboratorios, y que incluyen otros ingredientes que potencian su acción.

  • Aceite de coco
  • Aceite de argán
  • Aceite de jojoba
  • Aceite de almendras dulces
  • Aceite de oliva
  • Aceite de semillas de uvas
  • Aceite de lavanda
  • Aceite de limoncillo

A continuación, les presentamos los mejores aceites que promueven la buena salud de tu pelo:

  • Aceite de coco

Definitivamente es uno de los reyes de la cosmética natural por su versatilidad. Con un aceite de coco de buena calidad puedes hacer maravillas tanto con tu piel como con tu cabello porque es rico en carbohidratos, vitaminas y minerales que son esenciales para la buena salud del cabello, así como está lleno de ácidos grasos que penetran la hebra capilar sin evaporarse.

Busca que sea orgánico, virgen extra y sin refinar, esto nos asegura que sus nutrientes están concentrados y que no se han perdido en el proceso de obtención del aceite o del embotellamiento. Así nos aseguraremos de recibir sus beneficios, como el de retener la humedad natural del pelo y darle brillo, lo que nos ayuda a mantener a raya el efecto frizz. Pero, aunque esto suena genial para todos los tipos de cabello, es verdad que hay que tener un par de consideraciones.

Por ejemplo, está muy recomendado para el pelo rizado porque le agrega peso a los rizos, pero un pelo fino puede no verse demasiado beneficiado. En el caso del cabello graso, lo mejor es aplicarlo muy alejado de las raíces, para evitar que se engrase. En cualquier caso, unos 30 minutos serán suficientes para que actúe e idealmente se debe aplicar una vez por semana.

Proviene de las nueces producidas a partir de árboles de argán, que es propio de Marruecos, de ahí que se le conozca también como como aceite marroquí, mientras que su hermoso color es el responsable de que algunos otros le llamen oro líquido. Está repleto de ácidos grasos, antioxidantes y vitamina E, por lo que protege el cabello contra el daño de los rayos UV y el calor. También hidrata y tiene un efecto alisador en el pelo, al tiempo que lo hace suave, manejable y más brillante.

Estos atributos hacen que sea la respuesta segura cuando te preguntes cómo hidratar tu cabello de forma natural, sobre todo si hablamos de un pelo seco, quebradizo, áspero y encrespado. Si tu cabello suele estar expuesto a las altas temperaturas de las tenazas y planchas, también puedes hacerte con este aceite para protegerlo. Con él puedes hacer mascarillas capilares caseras, pero al ser menos pesado, puede aplicarse un par de gotitas en las puntas después de lavar el pelo, para desenredar

  • Aceite de jojoba

Aussie 3 Miracle, Aceite Reconstructor para...

Uno de los mayores atributos del aceite de jojoba es que penetra perfectamente la piel, el cuero cabelludo y la hebra capilar, por lo que podemos gozar de todos sus beneficios y de una nutrición profunda. Es aliado de quienes tienen cuero cabelludo y pelo graso porque ayuda a equilibrar la secreción natural de sebo, porque al entrar en contacto con el folículo piloso, éste lo recibe como si se tratara de sebo natural y no tiene necesidad de producir más sebo.

Para poder disfrutar de todos estos beneficios de forma segura, lo mejor es hacerse con un aceite de jojoba que sea totalmente natural y sin refinar, aunque esto lo suba un poco de precio. Pero definitivamente así todos los cabellos se verán beneficiados de las bondades de este aceite porque hidrata el cabello, previene la caspa y deja el cabello suave y brillante, sin engrasar o apelmazar.

Si tienes poco tiempo, no puede faltar este aceite en tu selección ya que, como pocos, se puede dejar actuar toda la noche. Aunque 30 minutos son suficientes. También puedes aplicar en las puntas después de lavar el pelo.

  • Aceite de almendras dulces

Aquí hacemos la salvedad de que no es cualquier aceite de almendras sino aceite de almendras dulces, que ha sido obtenido de almendras comestibles que se han cultivado específicamente para tener un sabor dulce. Este es rico en vitamina E, ácidos grasos, proteínas y antioxidantes, que ya sabemos lo potentes que son para el cabello, aunque en este caso, incluye también magnesio, lo que reduce la rotura del cabello y lo ayuda a crecer sano y fuerte.

Por todo esto, y el hecho de que hidrata y sella la cutícula para que no se pierda esa humedad adquirida, el aceite de almendras dulces natural, y sin químicos añadidos, es ideal para el pelo seco y dañado, incluso para el cuero cabelludo que es propenso a la caspa y quienes experimenten un crecimiento lento del cabello o problemas de pérdida continua y persistente del cabello.

Puede aplicarse directamente en el cuero cabelludo, una cuchara será suficiente, pero siempre debe frotar muy bien, con movimientos circulares y posteriormente quitar con abundante agua. Si quieres combatir las puntas abiertas, aplícalo después de lavar el pelo, tan solo un par de gotas en las puntas bastará.

  • Aceite de oliva

El aceite de oliva es el rey en la cocina, pero puedes aprovecharlo más que sólo para ensaladas, puede ayudarte con la buena salud de tu pelo. Este aceite recubre el tallo del cabello y protege la queratina, al tiempo que suaviza el pelo. Sabemos que no es la opción más barata, pero el aceite virgen extra orgánico es el único que puede garantizarnos los beneficios deseados porque no pierde los antioxidantes naturales.

Es ideal para el cabello dañado, sin brillo, seco o encrespado, así como para cabello propenso a la caspa. Puede usarse una vez por semana, con pelo húmedo o seco. Por ejemplo, si quieres una mascarilla natural puedes aplicar una o dos cucharadas en todo el pelo y dejarlo reposar durante 30 minutos, puedes cerrarlo con un gorrito de baño y aclarar con abundante agua, preferiblemente fría, y tu champú regular. Si lo usas con un chorrito de limón, te ayudará a tratar la caspa.

  • Aceite de semillas de uvas

El aceite de pepitas o semillas de uvas prensadas en frío está lleno de antioxidantes, por lo que es superior al tratar el cabello quebradizo y débil. Es capaz de bloquear la producción de DHT, una hormona que provoca la caída del cabello, mientras que es eficaz contra la caspa y la dermatitis. Siempre que queramos usarlo directo en el rostro, debemos asegurarnos que se trate de un aceite de semillas de uvas prensadas en frío, puro y totalmente natural.

Se trata de un aceite liviano, bastante fácil de aplicar e ideal para un uso frecuente sin que se sienta pesado el cabello. Puedes aplicar un par de cucharadas de este aceite y aplicarlo por todo el pelo y el cuero cabelludo, bastará con 10 minutos para que actúe, pero también puedes dejarlo toda la noche si así lo deseas y aclararlo con abundante agua fría al día siguiente.

  • Aceite de lavanda
aceites-para-el-pelo

Es de los aceites esenciales más populares del mercado por sus propiedades aromatizantes y relajantes, pero pocos saben que el aceite de lavanda promueve el crecimiento del cabello porque la cantidad de folículos pilosos en la cabeza. Mezcla de 8 a 10 gotitas de aceite de lavanda con dos cucharadas de aceite portador y da pequeños masajes circulares en el cuero cabelludo para promover la circulación. También puedes agregar esas gotitas en tu champú regular

Si tu cuero cabelludo es graso en ciertas partes, mientras que en otras es completamente seco, te verás altamente beneficiado con el aceite de lavanda porque ayuda a regular la secreción de sebo, al tiempo que hidrata a profundidad. Además, tiene cualidades antimicrobianas y antisépticas, que lo hacen ideal para personas con caspa.

  • Aceite de limoncillo

Otro aceite esencial que puede hacer maravillas por tu cabello, ya que tiene cualidades curativas y funciona bien para una variedad de problemas de cabello y cuero cabelludo, como la caspa causada por hongos o la sequedad extrema. También aporta un agradable olor al pelo y un brillo envidiable. También se ha descubierto que el aceite de hierba de limón fortalece los folículos capilares, por lo que previene y reduce la caída del cabello. Agrega 10 gotitas en tu champú favorito o acondicionador capilar y disfruta de sus beneficios.

No olvides estas consideraciones al aplicar tu aceite para el pelo

Puede que al comprar te preocupe que tu aceite capilar sea de gama alta o te interese pillar el menos costoso. Pero a la hora de aplicar, la mejor manera de sacarle provecho y de tener una buena experiencia general es aplicarlo correctamente. La cantidad, el tiempo, todo es clave para un buen resultado.

  • Usa aceites puros: Sea cual sea el de tu elección, busca que sea puro y sin refinar, preferiblemente orgánico, para disfrutar de sus vitaminas y nutrientes en su totalidad.
  • Vigila los ingredientes: Muchas veces nos dejamos llevar por el nombre en grande del aceite, pero echa un vistazo a la tabla de ingredientes para confirmar que se trata solamente del aceite y que no esté mezclado con químicos o perfumes. A menos que se trate de una combinación de aceites potentes que incluya otros ingredientes que ayuden a potenciar su efecto, como los que desarrollan marcas especialistas en el cuidado del cabello.
  • Compra un aceite según tu tipo de cabello: No todos los tipos de cabello admiten todos los tipos de aceites, elige uno según tus necesidades. La clave está en escuchar y analizar nuestro cabello, informarnos y leer opinión y reseña de otros usuarios.
  • Los aceites esenciales nunca se usan solos: Los aceites esenciales no se diluyen en agua y deben usarse con un aceite portador, es decir, un aceite como el de oliva o el de coco. Y siempre es importante probar un poco del aceite esencial en una pequeña parte de la piel, para asegurarnos que no hace ninguna reacción.

Cada tipo de pelo tiene su aceite ideal

Conocer tu cabello y su condición es vital para poder hacer la elección correcta del aceite o poder experimentar con una mezcla de ellos y salir beneficiados.

  • Pelo seco, sin brillo: Lo recomendado es aceite de coco, de argán, de jojoba, de almendras dulces, de oliva y de semilla de uva. Incluso se puede jugar con ellos.
  • Cuero cabelludo seco: Este problema puede atacarse con el aceite de jojoba, al que se le puede agregar unas 8 o 10 gotitas de aceite de lavanda o de limoncillo
  • Pelo dañado: El aceite de coco, de jojoba, de almendras dulces y el de oliva ayudan a recuperar el pelo dañado por el calor o químicos.
  • Caída: Para prevenirla y ayudar a revertirla, el aceite de almendras dulces y el de semilla de uva son ideales, se pueden potenciar con unas gotas de aceite de limoncillo o lavanda.
  • Caspa: El aceite de jojoba, de almendras dulces, de oliva y el de semilla de uva son ideales para combatirlo, pero se potencian aún más con unas diez gotas de aceite de limoncillo.
  • Crecimiento lento: El aceite de coco y el de almendras dulces son la respuesta.

Preguntas frecuentes

👩‍🦱 ¿Cuánto tiempo debes dejar el aceite en tu cabello?

Depende del aceite que apliques, pero como regla general, lo mejor es masajear el cabello o bien el cuero cabelludo con el aceite por unos 10 o 15 minutos antes de dejarlo reposar. Unos 20 o 30 minutos suelen bastar para que actúen, antes de aclarar con abundante agua. Sin embargo, la mayoría se puede dejar actuar toda la noche. Lo que no es recomendable es pasar más de 24 horas con él porque atrae y retiene suciedad.

👩‍🦱 ¿Cuánto aceite debo poner en mi cabello?

Aquí tiene mucho que ver la textura del aceite y qué tan pesado sea. Si es para colocarlo en las puntas, después de lavar, un par de gotas es suficiente. Pero si lo usarás como mascarilla, antes de ducharte, entonces podemos colocar de una a dos cucharadas bien repartidas por todo el cabello. Quienes tienen el cabello fino y graso deben aplicar siempre de medios a puntas y evitar las raíces, a menos que quieran tratar al en particular en el cuero cabelludo.

👩‍🦱 ¿La lubricación nocturna es buena para el cabello?

Si bien en algunos casos es buena idea, la verdad es que, en cabellos grasos, finos o cuero cabelludo sensible, esto puede ser negativo porque se engrasaría demasiado y al lavar habría que usar mucho champú, lo que puede irritar la zona.

👩‍🦱 ¿Debería usar aceite para el pelo todos los días?

Lo ideal es hacerlo una vez por semana. Cuando se trata de aceites capilares, menos, es más.