Los 8 mejores aceites faciales para todo tipo de piel

Si me pidieran definir al aceite facial, yo diría que es la guinda del pastel del skincare o bien el guardián que protege la piel y no permite que se pierda ni uno de los productos que has puesto en tu rostro. Y no podemos subestimar esto, es realmente un paso importante.

Muchos han evitado el uso de aceites por considerarlo demasiado para la piel o muy pesado. Pero, ¿qué pasa si te digo que el mejor aceite facial puede ser ligero e incluso de toque seco? ¿Lo probarías? No tengas prejuicios, todas las pieles pueden beneficiarse altamente de ellos.

Los mejores aceites faciales


¿Cuál es el mejor aceite facial?

Los aceites faciales están ahí para nutrir nuestra piel y sellar la humedad, pero sus propiedades pueden aprovecharse para mejorar ciertas condiciones momentáneas o constantes que experimentamos.

Detecta el problema que quieres atacar, como líneas de expresión, manchas, cicatrices, falta de luminosidad, y escoge un aceite que pueda brindarte los resultados que necesitas.

Si eres de la opinión de que no necesitas aceite, te animo a probar con uno de un peso molecular bajo, que se absorba rápido. No tiene que ser caro, puede ser el menos costoso, siempre que sea natural, que sea seguro y, por supuesto, de calidad.

A continuacion, les presentamos los mejores aceites faciales:

1. El mejor para pieles deshidratadas: Aceite facial con extracto de plantas – Clarins Blue Orchid

Clarins Blue Orchid - Tratamiento facial con...

Ver en AMAZON

La entrada del invierno puede hacer estragos con nuestra piel y puede secarla y deshidratarla.

Esta marca dermocosmética nos trae esta mezcla de esencia de pachulí, extracto de orquídea azul y aceite vegetal de avellanas que nos deja como resultado un aceite hidratante altamente concentrado.

No sólo ofrece una hidratación profunda sino que nutre la piel y le devuelve la luminosidad natural. Es un aceite de noche y de día por igual.


2. El mejor para darle vitalidad al rostro: Aceite facial – L’Oreal Age Perfect Extraordinary

L'Oreal Age Perfect Extraordinary Aceite Facial -...

Ver en AMAZON

La contaminación, la falta de hidratación, el cambio de clima, muchos factores pueden hacer que la piel se vea apagada, sin vida. Este aceite está diseñado para devolver la vitalidad al rostro y el brillo, sin dejarlo grasoso o desagradable.

Es una muy buena opción dentro del mercado, especialmente para pieles secas y maduras. Ideal para colocar junto con la crema hidratante o después de ella, para sellar la humedad. Puede usarse tanto en el rostro como en el resto del cuerpo.


3. El mejor de toque seco: Aceite facial y capilar Nuxe

Nuxe - Aceite Seco Huile Prodigieuse para la piel...

Ver en AMAZON

Claro que tenía que estar en esta comparativa este elixir en forma de aceite. Es una de las fórmulas más potentes en términos de nutrición y propiedades, de hecho, es multipropósitos.

Cuenta con vitamina E, aceite de tsubaki, de almendra dulce, de camelia, de borraja, de avellana, de macadamia y de argán. Todos sus principios activos hacen de este un aceite reparador, nutritivo y humectante.

Puedes usarlo en el rostro, pero el pelo también puede beneficiarse. Y es que al ser de toque seco, no apelmaza y se absorbe rápido.


4. El mejor ecológico: Aceite bio de Garnier Lavanda regeneradora

Garnier BIO Serum Facial Reafirmante con Aceite...

Ver en AMAZON

¿Un aceite low cost respetuoso con el medioambiente y libre de químicos adversos? Sí que es posible, y por eso hemos incluido esta opción de la gama bio de Garnier. Su fórmula es vegana y no fue testada en animales. Es seguro incluso para pieles sensibles.

Es un aceite de lavanda que está enriquecido con aceite de argán y vitamina E. Esto lo hace no sólo calmante sino hidratante y con propiedades antioxidantes. Esto permite que los resultados se vean de forma progresiva.


5. El mejor para todo tipo de piel: Aceite facial orgánico Satin Naturel

GANADOR 06/20* Aceite de Jojoba ORGÁNICO - Vegano...

Ver en AMAZON

El aceite de jojoba prensado en frío, puro y de origen natural es un regalo de la naturaleza para todos los tipos de piel, especialmente para pieles grasas. Y es que se absorbe súper rápido y entre muchos otros aceites, es el que tiene la textura más liviana, por lo que es cómodo de llevar incluso de día.

Es rico en vitamina E e ideal para el rostro, uñas, cutículas, pelo y el resto del cuerpo. Viene en una botella de vidrio que lo protege incluso de los rayos UV e incluye un gotero para dosificar las cantidades.


6. El mejor puro y concentrado: Aceite facial prensado en frío Satin Naturel Argán

GANADOR 06/20* Aceite de Argán ORGÁNICO...

Ver en AMAZON

No subestimes los aceites naturales, puede que resulte más barato para tu bolsillo y altamente beneficioso para tu piel. No nos hablemos por el precio y hablemos de las propiedades.

Este aceite de argán prensado en frío no tiene conservantes ni químicos pesados que puedan modificarlo, es puro. Esto hace que sea ideal para usar solo o mezclarlo. Ayuda a reafirmar, humectar e hidratar la piel, incluso la de los labios y el resto del cuerpo.


7. El mejor sin siliconas: Aceite facial pieles secas y grasas – Flor de Mayo

Aceite Potenciador de Belleza. Elixir Hidratante...

Ver en AMAZON

Hablamos de una bomba de salud para tu piel, que es el resultado de productos totalmente naturales, sin siliconas, aceites minerales o alcohol.

Tiene lavanda, rosa mosqueta, aguacate, jojoba, macadamia, onagra y cardamomo, además de escualeno de origen vegetal y raíz de cúrcuma, entre otros más.

Cada uno de estos ingredientes le aporta propiedades protectoras, emolientes y  antioxidantes, por eso es un aceite que ayuda a mejorar la salud de la piel, sobre todo las pieles maduras.


8. El mejor antienvejecimiento: Aceite facial rosa mosqueta – Babaria

Babaria Rosa Mosqueta Aceite Puro Facial - 50 ml

Ver en AMAZON

No todas las ventajas del aceite de rosa mosqueta se conocen tanto como deberían, además de estar lleno de ácidos grasos esenciales, puede ayudar a mejorar la producción de colágeno y elastina natural.

Para hacerle frente al envejecimiento no necesitamos arruinarnos y este aceite es un ejemplo claro de una óptima relación calidad precio.

Con el uso frecuente de este aceite notarás disminución en los signos de vejez, como las manchas, lineas de expresión y sequedad. Además, puedes usarlo en el cuerpo para mejorar la apariencia de las estrías.


¿Cómo escoger el mejor aceite facial?

aceite-facial

Si ya te has animado a probar con los aceites o si llevas tiempo conociéndolos, sabes que al principio toma por sorpresa toda la variedad que hay. Más teniendo en cuenta que existen los aceites vegetales y la mezcla de aceites, que puede incluir alguno que otro aceite esencial. Un buen punto de partida es plantearse y resolver lo siguiente:

¿Puedo aplicar aceite facial en una piel grasa?

Es un mito muy común eso de que la piel grasa no debe colocarse aceites. La verdad es que tanto la piel grasa como la seca se benefician de las propiedades y los emolientes naturales de un aceite de buena calidad.

Aquí lo importante es saber hacer la selección de los aceites que coloques sobre tu rostro. Por supuesto, si tu piel secreta un exceso de sebo, tienes que tener más cuidado de que el aceite o la mezcla de aceites que coloques sobre tu piel no sea comedogénica, por ejemplo.

De hecho, comprar el aceite correcto puede ayudar a corregir este problema de exceso de sebo y a hacer que la piel sea menos oleosa y más suave.

Lo que sí tienes que saber, en este caso, es que un aceite rico en omega y con un tamaño molecular bajo, como el de jojoba o de argán, te van a ayudar mucho porque se absorben mejor y ayudan a restaurar la barrera cutánea.

¿Necesitamos aceite en el rostro a medida de que envejecemos?

Con el paso del tiempo, la piel se empieza a secar y a perder nutrientes, de ahí que las línea de expresión comiencen a hacerse más evidentes y a acentuarse. De una forma más técnica, hay que decir que la bicapa lipídica de la piel reduce la capacidad de retención de humedad.

En este panorama, los aceites, que son lipofílicos por naturaleza química, resultan un gran aliado. ¿Por qué? Pues, ayudan a reponer las capas de lípidos de la piel, evitando una mayor pérdida de agua y acondicionando la piel a profundidad.

¿Cuáles son las diferencias entre aceite para limpiar, para humectar y para nutrir?

Elizabeth Arden Eight Hour Cream All-Over Miracle...

Los aceites pueden hacer mucho por la piel. Por ejemplo, los que se derivan de hojas y plantas suelen ser los más ricos en nutrientes, por lo que es una opción recomendada para nutrir la piel de adentro hacia afuera.

Lo que hace bueno a un aceite limpiador facial es que se descomponga y emulsione fácilmente, sin desafiar el manto ácido. No se suelen usar por sí solos para limpiar el rostro sino que se usan en fórmulas especiales.

Los aceites como el de rosa mosqueta o albaricoque se usan muy bien para sellar la hidratación que nos ofrece nuestra ruina facial. Pero se puede colocar un par de gotitas en la crema hidratante para aumentar la hidratación y ofrecer otros beneficios.

¿De verdad necesitamos aceite en nuestra piel?

Lo primero es saber que los aceites son ácidos grasos y que una de las funciones de ellos es proteger la piel. contra bacterias, suciedad y la pérdida de agua. También proveen de nutrientes esenciales que llegan a capas profundas de la piel.

Algunos aceites tienen propiedades antiinflamatorias, antifúngicas y más. Además, contienen fitoquímicos: vitaminas, antioxidantes, esteroles, polifenoles, etc. Estos compuestos son vitales para que la piel pueda mantenerse sana, ya que el cuerpo por sí solo no puede producirlos y deben ingerirse y aplicarse de forma tópica.

Tipos de aceites faciales

No se trata de hacerte con el primero que te has encontrado, se trata de hacer una elección consciente, tomando en cuenta nuestras necesidades y todas las opciones que tenemos a nuestra disposición. Esto puede asegurarnos una mejor experiencia.

Aceite de jojoba
Aceite de rosa mosqueta
Aceite de argán
Aceite de aguacate
Aceite de espino amarillo
Aceite de granada
Aceite de camelia
Aceite de nopal
Aceite de semilla de chia
  • Aceite de jojoba

Este aceite, que se extrae de la nuez de jojoba, es como un comodín, ¿y por qué? Pues, es algo así como un aceite que no es aceite porque se puede descomponer con agua y en textura y en forma, es lo más parecido al sebo que genera la piel humana.

En este sentido, no sólo se absorbe fácilmente sino que la piel lo asimila como sebo natural, por lo que emana una señal para no producir más sebo. Estas características lo hacen ideal para la piel grasa y mixta.

Pero sus propiedades son provechosas para todo tipo de piel, ya que se involucra en la regeneración de colágeno y elastina. Además, es rico en antioxidantes, lo que lo que nos permite batallar contra los radicales libres, responsables del envejecimiento cutáneo.  Su alto contenido de vitamina E ayuda a proteger la piel y además ayuda a combatir las arrugas.

  • Aceite de rosa mosqueta

Si quieres un aceite que te ayude a mejorar la elasticidad de la piel y para manchas, échale un vistazo a esta opción. Y es que la rosa mosqueta está llena de ácidos grasos esenciales, vitamina C, que es un conocido antioxidante, y vitamina A, retinol natural.

Por eso, su aceite es conocido como un potente tratamiento natural anti edad que estimula la renovación celular, promueve el colágeno y funciona adecuadamente para todo tipo de daño cutáneo, hablamos de las estrías del cuerpo, hasta las cicatrices de acné o postoperatorias. También ayuda a mejorar las quemaduras solares.

  • Aceite de argán

¿Decoloración de la piel por acné, rosácea, eczema, psoriasis? Si esto te suena, entonces te puede interesar mucho el aceite de argán. Es rico en antioxidantes, con alta concentración de vitamina E y ácidos grasos esenciales.

Es antiinflamatorio y no comedogénico, por lo que las pieles propensas a acné pueden usarlo con seguridad. Se absorbe bien y que hidrata la piel seca y suaviza las texturas y líneas de expresión.

  • Aceite de aguacate

Aceite de Aguacate Bio Aceite de masaje vegetal...

Sabemos que en invierno, hasta quienes tenemos pieles grasas o mixtas podemos experimentar ciertos parches secos en la piel o cuadros de deshidratación. La situación no es mejor para quienes tienen la piel naturalmente seca.

En cualquier caso, el aceite de aguacate se presenta como un aliado ideal para solventar esta problemática. Y es que calma y suaviza los relieves cutáneos. Es rico en vitamina A, vitamina D y vitamina E.

Además, estimula la regeneración celular, ayuda también a aliviar la irritación, ayuda a revitalizar, hidratar y suavizar la textura de la piel, mientras que contribuye a la hidratación porque ayuda a formar una capa fina para retener el agua en la epidermis.

  • Aceite de espino amarillo

Poco se habla del espino amarillo, pero se trata de una baya que puede hacer maravillas por la piel, sobre todo por aquellas que sufren de acné. Regenera la piel dañada y alivia la inflamación. Es antibacteriano y tiene propiedades cicatrizantes, al tiempo que ayuda a mejorar las líneas finas y arrugas.

  • Aceite de granada

Se extrae de la semilla de este fruto y se conoce por sus propiedades antiinflamatorias reafirmantes, cicatrizantes y anti microbianas. Pero no se queda ahí, es capaz de ayudar a tensar y reafirmar la piel. Es ideal para combatir los radicales libres y el envejecimiento cutáneo, al tiempo que hidrata y humecta.

  • Aceite de camelia

Las pieles irritadas y maduras se benefician de este aceite que también se conoce como semilla de té verde. Penetra fácil y profundamente en la piel, repone la humedad perdida y evita que la humedad adicional se evapore. Además, contiene vitaminas A, B, D y E, así como omega 3, 6 y 9.

  • Aceite de nopal

Viene de un tipo de cactus y contiene antioxidantes eficaces y potentes. Ayuda a proteger la piel contra el envejecimiento y contra una variedad de radicales dañinos. Además, puede ayudar a estimular la producción de colágeno. Es cómodo de usar, no es demasiado pesado y ayuda a trabajar la pigmentación incluso de la ojera.

  • Aceite de semilla de chia

No es fortuito que el consumo de la chía se haya puesto tan de moda, pero la verdad es que el uso cutáneo de su aceite también puede hacer maravillas por tu piel. Y es que contiene una cantidad suficiente de ácidos grasos omega-3 y está lleno de fitoesteroles.

Acelera la reparación de la piel, mientras la calma y la mantiene hidratada. También protege de daños externos, incluidos los rayos UV. Su textura permite que sea ideal para todo tipo de piel.

¿Cómo aplicar el aceite facial?

Lo primero que debes saber es que sea cual sea tu tipo de piel o la rutina de cuidado facial que estés siguiendo, los productos van por orden de densidad. Es decir que vamos a ir del más ligero al más pesado.

En este sentido, el aceite es el último paso de nuestra rutina, antes del protector solar, si hablamos de la rutina diurna. Porque nunca hay que olvidar el protector solar.

¿Y por qué va de último? No sólo por su densidad sino porque tenemos que pensar en él como en un protector de la humedad. El aceite va a sellar la hidratación que hayas logrado con el resto de los productos para que no se escape.

Aplica unas gotas, entre dos y tres serán suficientes, en la palma de tu mano y frota tus palmas entre sí para calentar el producto y que se esparsa bien. Seguidamente, vas a colocarlo a toquecitos sobre el rostro. No lo arrastres, séllalo.

En todo caso, si deseas una sensación relajante, puedes masajear el producto en tu piel con movimientos hacia arriba y hacia afuera. Esto ayudará a aliviar la tensión y estimular el drenaje linfático.

También debes saber que si quieres repotenciar la fórmula de tu crema hidratante, puedes hacerlo agregando un par de gotitas de tu aceite facial favorito. Mezcla bien y aplica tu crema de forma habitual.

Por esto no puede faltar un buen aceite facial en tu rutina

No sólo aportan nutrientes sino que protegen a la piel de los daños externos porque la mayoría de los aceites vegetales tienen propiedades antioxidantes que nos permiten hacerle frente a los radicales libres y retrasar el envejecimiento.

También protegen a la piel de la pérdida de humedad: ¡lo que entra no se escapa! Además, agregan un brillo sutil al rostro, signo de buena salud.

Preguntas frecuentes

💆🏻 ¿Para que se usa un aceite facial?

Para nutrir la piel, ayudar a fortalecer su capa exterior y sellar la humedad.

💆🏻 ¿De verdad funcionan los aceites faciales?

Son efectivos humectantes y eso se nota desde la primera aplicación. En cuanto a su trabajo tensando la piel y haciéndola más tersa, como todo producto tópico, sí tiene un efecto importante, pero es progresivo y dura el tiempo que sigas esa rutina. No es un efecto dramáticamente diferente ni inmediato.

💆🏻 ¿Puedes usar aceite facial en lugar de un hidratante?

Lo ideal es mantener ambos productos en la rutina y no reemplazarlos entre sí. La crema hidrata y el aceite mantiene esa hidratación por más tiempo, la asegura para que no se escape.

💆🏻 ¿Puedes mezclar aceites faciales entre sí?

Los aceites vegetales pueden mezclarse con nuestra crema hidratante, un par de gotitas y ya enriquecemos la fórmula de nuestra crema habitual. O bien podemos mezclar una gotita de cada uno o pillar un aceite facial con una mezcla ideal de varios aceites vegetales.

💆🏻 ¿El aceite facial puede reemplazar el el serum?

No es lo ideal porque recordemos que son dos productos diferentes, con diferentes funciones. El suero es una fórmula concentrada que se centra en tratar algún problema específico en nuestra piel, lo ideal es incluirlos a ambos en la rutina de skincare.

Si decides reemplazarlo, hazlo por un aceite cuyo tamaño de molécula sea pequeño, como el de argán, de jojoba o escualeno. Esto permite que se absorban rápido.

💆🏻 ¿Puedo usar aceite facial en lugar de un suero?

Los sueros son diferentes a los aceites faciales en texturas, propiedades y función. Lo mejor es que cada uno cumpla su rol dentro de la rutina de cuidado facial.